27 Septiembre 2018

En amable y amabilísima charla, Moshe Ben Simon y  y Joel Guerrero compartieron con nosotros varias noticias. Lo primero que comparten es que a Trapx le va de maravilla, y ello, queda claro, es porque su DeceptionGrid es no solo innovadora ante un reto cada vez más complejo en relación con los hackers y cibercriminales, sino que es práctica. 

De un prístino sentido común, la forma en la que opera resulta eficiente y radical: “Es una tecnología de engaño (deception), que utiliza señuelos para engañar a los ciberatacantes. Las máquinas falsas no tienen por qué ser tocadas, así que cuando alguien lo hace, sabemos que es un atacante, y una vez que la ha intentado abordar, ya ha sido identificado y detenido”, explicó Moshe Ben Simon, cofundador y CEO de la empresa.

Y le va de maravilla porque consigue detectar y hacer visibles a los ciberatacantes junto con las herramientas que utilizan. La plataforma ofrece una serie de capacidades de engaño que incluyen trampas y señuelos que se miran idénticos en todo sentido a los activos operativos de TI y a los dispositivos conectados al IoT, los malosos tratan de penetrar el ambiente de la red intentando reconocer y moverse lateralmente para ubicar blancos de alto valor, pero, a donde sea que se dirijan encontrarán trampas de la DeceptionGrid que al ser tocadas encienden una alerta de alta confidencialidad que inicia el procedimiento de contención. Un portento de sencillez y efectividad. 

Otra noticia, en México las industrias más solicitadas por el hackeo… “Sin duda, el sector financiero y los productivos, cuyas infraestructuras de cómputo son generalmente obsoletas y muy pobremente protegidas”, compartió Joel Guerreo, director general de Trapx para México y Centroamérica. “Nuestro mercado más fuerte ha sido gobierno, y ahora grandes empresas, así como PyME, que detectan en nuestro producto una alternativa muy accesible y disruptiva; no tenemos competencia en el mercado latinoamericano, por lo que estamos seguros de que podremos crecer a buen ritmo durante los próximos años. Contamos ahora mismo con 14 partners, y pensamos que a lo mucho llegaremos a dos o tres más. Con esta tecnología tan especializada, será suficiente para atender con un diferenciador de servicio a todos los clientes”.

Y, ¿cómo podría reducirse la actividad criminal? “Un factor crítico es la regulación”, analizó Moshe Ben Simon. “En los países en los que la ciberseguridad está regulada por el Estado, la actividad criminal se reduce muchísimo, simplemente porque las empresas tienen la obligación de contar con sistemas de seguridad eficientes. Cuando esto es así, como es el caso, por ejemplo, de Israel, los atacantes no pueden operar. A México lo atacan mucho desde Rusia y China, el primero con objetivos de tipo político, dada la relación del país con Estados Unidos, desde China con objetivos muy comerciales”.

Hablamos de una solución que al integrarse provee detección y visibilidad precisas, así como la rápida contención de puntos infectados, lo que le da a los clientes la capacidad de detectar en etapas muy tempranas los ataques dirigidos, los actores humanos riesgosos y cualquier malware operando en la red. Además, es posible aislar los activos comprometidos con confianza y agilidad, deteniendo a los atacantes en tiempo real.

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net