Con el auge de la tecnología, pagar una comida en tu restaurante favorito, encargar regalos en internet para tus seres queridos o invertir un ingreso adicional se han convertido en operaciones más cómodas para los usuarios. Sin embargo, la digitalización también ha aumentado los riesgos de fraudes o ciberdelincuencia.

Con ello en mente, OctaFX, bróker global de servicios de trading en línea, comparte seis consejos esenciales para mantener las finanzas a salvo.

Utilizar contraseñas seguras y doble factor de autenticación

Las contraseñas seguras son imprescindibles cuando se trata de seguridad financiera. Se deben crear contraseñas no obvias, utilizando letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales. Además, es importante crear contraseñas diferentes para cada una de las cuentas importantes. De lo contrario, si los hackers llegan a conocer la contraseña principal de una persona, todas sus cuentas serán vulnerables.

En este sentido, la autenticación de dos factores (2FA) añade una capa adicional de seguridad a las cuentas financieras, al requerir una verificación adicional más allá de una contraseña. Si se quiere poner un obstáculo adicional a los hackers, se puede considerar la posibilidad de utilizar 2FA física, que implica un dispositivo, como un USB o una tarjeta inteligente, que genera un código de un solo uso con fines de autenticación.

Proteger la información financiera

Hay varias normas que se pueden seguir para proteger la información financiera tanto en línea como de forma física:

  • No compartir datos de tarjetas bancarias con ninguna persona.
  • Evitar anotar el PIN de las tarjetas y otros datos personales en cualquier lugar. Asegurarse de guardar los documentos que contengan datos bancarios en un lugar seguro al que no puedan acceder extraños. Si se trata de documentos en línea, puede utilizarse un cifrado adicional para protegerlos de accesos no autorizados.
  • Aunque resulta cómodo, guardar datos personales y bancarios confidenciales en navegadores o en tiendas en línea es arriesgado, así que se debe intentar evitarlo.
  • Mantener actualizados todos los dispositivos, programas, navegadores y aplicaciones financieras. Las versiones más recientes suelen contener importantes funciones de seguridad y parches que impiden a los ciberdelincuentes explotar vulnerabilidades.

Supervisar las cuentas y estados financieros

Es fundamental controlar todas las cuentas financieras y estados de cuenta bancarios para identificar cualquier actividad sospechosa. Se recomienda hacerlo al menos una vez al mes para identificar a tiempo las transacciones fraudulentas y evitar pérdidas, ya que suele haber un plazo específico para reclamar por compras no autorizadas.

Hoy en día, la mayoría de los bancos permiten acceder a los estados de cuenta a través de aplicaciones móviles o utilizando una cuenta bancaria en línea. Se pueden guardar los recibos parciales para compararlos con el estado de cuenta mensual y aumentar la precisión de la revisión.

Tener cuidado al realizar transacciones

No se deben compartir datos financieros ni realizar transacciones en sitios web en los que no se confíe. Es esencial revisar la URL de los sitios antes de introducir cualquier información sensible. Los sitios con «http» en su dirección suelen ser menos seguros que los que tienen «https». A

demás, hay sitios con URL que copian casi con exactitud las direcciones de tiendas o bancos conocidos y de confianza. Estos sitios tendrían un aspecto muy similar al original. Sin embargo, los hackers los utilizan para robar sus credenciales de inicio de sesión, los datos de su tarjeta bancaria o incluso dinero si intenta pagar utilizando sus opciones de pago fraudulentas.

Cuando se tenga que utilizar un cajero automático, es conveniente asegurarse de que se encuentra en un lugar seguro, preferiblemente una sucursal bancaria. Los estafadores utilizan dispositivos de skimming colocados en los cajeros automáticos que capturan los datos de las tarjetas cuando se introducen en ellos. De forma que debe evitarse cualquier dispositivo de pago que parezca sospechoso o presente signos de manipulación.

Tener un correo electrónico separado para las finanzas

Es más fácil organizar y gestionar las finanzas utilizando una dirección de correo electrónico independiente. Esto reduce la probabilidad de que los hackers accedan a sus cuentas financieras y a su información confidencial, ya que este correo electrónico estaría vinculado a muchos menos sitios que puedan ser potencialmente comprometidos.

Mantener un correo electrónico separado para las actividades bancarias y de inversión también ayuda a hacer un seguimiento de las transacciones, detectar cualquier actividad inusual más rápida y fácilmente, y cumplir con obligaciones financieras.

Evitar las estafas de phishing

Las estafas de phishing suelen consistir en falsos correos electrónicos o llamadas de un banco, un intermediario o un sistema de pago. Su objetivo es robar información personal, como los datos de tarjetas bancarias o credenciales de acceso. Si se tienen dudas, se debe contactar de inmediato a los servicios oficiales de atención al cliente de la organización por la que se hacen pasar los estafadores.

Se debe evitar descargar archivos adjuntos y seguir enlaces que sean recibidos de direcciones de correo electrónico sospechosas. Podrían infectar tu dispositivo con programas maliciosos que pueden cifrar tus datos o dañar tu sistema y otras computadoras de la red.

Te podría interesar: Inicia la cuenta regresiva para reforzar la seguridad de la información de tarjetahabientes

Hay varias formas en que nuestras finanzas pueden verse afectadas por los demás. Sin embargo, quienes más las perjudican solemos ser nosotros mismos. Aunque estos consejos de OctaFX tienen como intención ayudar a mantener los fondos a salvo de los defraudadores, una educación financiera de calidad también puede contribuir a gestionarlos y multiplicarlos. Empieza por crear un presupuesto personal para recortar los gastos excesivos y ganar control sobre tus finanzas. Invertir puede ser el siguiente paso para aumentar tu capital.

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com