Matt Ramerman | Head of Sinch for Marketing

El avance tecnológico ha provocado una férrea competencia en México entre los bancos tradicionales y la aparición de cientos de empresas que ofrecen distintos servicios financieros mediante tecnología llamadas fintech, como consecuencia los bancos han tenido que acelerar su digitalización para no perder clientes.

Si bien las fintech se enfrentan a una regulación más estricta que los bancos tradicionales por parte de las autoridades (que han mostrado una falta de voluntad para adoptar y promover agresivamente Banking as a Service (BaaS) y open banking como una solución para algunos de los problemas regulatorios) estas si cuentan con los desarrollos tecnológicos adecuados para llegar a más clientes día a día vía aplicaciones, incluyendo servicios de mensajería e incluso uso de redes sociales.

Ante este entorno, en empresas como Sinch recomendamos y ayudamos a los bancos, y en general a marcas de todas las verticales, a proporcionarles un canal más directo para hacer llegar los mensajes a sus clientes y transmitirlos de forma que capten su atención a través del uso de tecnologías como videos personalizados que son más fáciles de digerir para los clientes del sector financiero.

Desde 2022 las entidades bancarias más importantes de México están pasando por una transición digital en un intento por adaptarse a la nueva realidad tecnológica, en la que es necesario mucho menos personal para llevar a cabo el mismo volumen de operaciones, de acuerdo con una investigación del diario El País.

Por su parte, el crecimiento de las fintech, que permiten a los clientes llevar a cabo operaciones del día a día usando una aplicación o haciendo solo una llamada telefónica, les ha facilitado tener cada día más clientes en detrimento de los bancos tradicionales. Está claro que es necesaria una nueva manera de interacción con las audiencias.

Cuantas más posibilidades tenga una empresa del sector financiero de transmitir, comprender y retener su mensaje, más posibilidades tendrá el consumidor de actuar en consecuencia, por ello, tecnología como los videos personalizados enviados a través de WhatsApp, por ejemplo, funcionan para que los clientes lleguen a la conclusión de que “La marca es mi amiga», debido a que los consumidores sienten que la empresa les habla como una persona única.

Está comprobado que un video corto con la mezcla de elementos auditivos y visuales resulta más atractivo y digerible para usuarios de todas las edades en la época actual, porque aumenta el nivel de atención: Al aumentar la atención, aumenta la retención y la comprensión de los mensajes, lo cual, a su vez, aumenta las probabilidades de que los usuarios completen una compra o contratación de servicios.

La digitalización (acentuada por la pandemia) llegó y no hay vuelta atrás, el desarrollo de distintas tecnologías en los últimos 5 años ha cambiado el ecosistema empresarial, incluyendo el sector financiero en todo el mundo.

Te podría interesar: Otorgamiento de créditos creció 35% gracias a la tecnología

Por esa razón, creemos en que el camino es ayudar a las empresas a entender cómo acercarse a sus clientes, apoyarlos en la conversación uno a uno con su cliente y hablar de sus necesidades, porque esto se convierte en la entrega de una experiencia única, de una manera creativa y a través de canales tan usados como WhatsApp.

En este momento la mayor revolución es que las empresas están adoptando la mensajería como el principal punto de conexión con el cliente, fase en la que estamos ahora. La siguiente fase consiste en empezar a aprovechar más el video y el tercer paso será la capacidad del sector financiero de personalizar ese contenido de manera única para el individuo.

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com