Por Abelardo Lara, Country Manager de Veeam México

No es secreto que entre las organizaciones que más han padecido el impacto de la pandemia están los negocios más pequeños. Con base en datos del Inegi[1], tan sólo durante el 2020 cerca del 20% (es decir, más de 1 millón) de las micro, pequeñas y medianas empresas se vieron forzadas a cerrar sus puertas a causa de las complicaciones y crisis que el Covid-19 ha traído consigo. En 2021, si bien nacieron 1.2 millones de negocios, 1.6 millones fueron los que debieron bajar la cortina.

En Veeam sabemos que, para las PyMEs que han logrado mantenerse vigentes hasta el momento, el camino de estos últimos dos años ha sido cuesta arriba. Y si bien lo más probable es que los tiempos continuarán siendo complicados, estamos seguros de que, con los cambios adecuados, saldrán adelante fortalecidas de la situación. La clave está en mantener el ritmo de la innovación tecnológica y de operación, pues las organizaciones más pequeñas ya no pueden darse el lujo de quedarse rezagadas con respecto a sus contrapartes más grandes; por el contrario, cuidando las diferencias y alcances, deben intentar alinearse con las tendencias del sector empresarial en su conjunto, las cuales se rigen por la globalización, la alta disponibilidad y la capacidad de respuesta.

Las condiciones de estos últimos tiempos han llevado incluso a las compañías más pequeñas a avanzar a pasos agigantados en su transformación digital, pero deben tener presente que esto es sólo el principio. Para cimentar su permanencia en 2022 y hacia delante, conviene ir encaminándose hacia los siguientes pasos. A continuación, compartimos las que consideramos son las principales bases para las pequeñas y medianas organizaciones que buscan continuar evolucionando.

Continuidad de negocios en un ambiente 7×24

Las empresas, por pequeñas que sean, ya no pueden ignorar que los clientes se mueven, consultan, interactúan y compran sin limitaciones de días u horarios. Esto hace que sea necesario contar con la infraestructura humana y tecnológica que les permita operar en un escenario 7×24 y basado en el mundo digital, que ha demostrado ser muy útil en cualquier circunstancia.

Automatización de operaciones y procesos Ésta es una de las principales estrategias para cumplir con la agilidad, eficiencia y cuidado en la experiencia de empleados y clientes que los tiempos actuales exigen. Cuando se han digitalizado los datos, procesos y operaciones, automatizar todo es el siguiente paso lógico: así, las áreas de negocio

son más rápidas y reducen sus fallas, lo que significa más tiempo y recursos para enfocarse en que el negocio crezca.

Esquema “data-based”

Si bien antes la analítica y la toma de decisiones basadas en datos era algo fuera del alcance de las PyMEs por requerir recursos y talento experto en llevarlo a cabo, en el entorno digital actual ya no es así. La capacidad de que el negocio se impulse por los datos (es decir, que éstos se conviertan en información, perspectivas, ideas y predicción de problemas) es factible para cualquier empresa, sin importar su tamaño.

Si la organización ya es digital, no encaminarse hacia esta tendencia sería un error: las empresas basadas en datos son más rentables y ágiles, identifican oportunidades en el menor tiempo posible, se benefician de contar con una mejora de procesos continua y no sólo adquieren más clientes de forma más fácil, sino que los retienen por más tiempo.

Protección de Datos Moderna

Una vez que ha quedado claro que lo de hoy en los negocios que buscan mantenerse vigentes de cara al futuro consiste en ser más ágiles, eficientes, certeros y disponibles, es vital poner atención en la seguridad y protección de los datos, puesto que éstos son cruciales para tener éxito.

En Veeam consideramos que la mejor forma de lograrlo es a través de una estrategia de Protección de Datos Moderna, que conjunta una serie de tecnologías, procesos y mejores prácticas para lograr que los datos se mantengan siempre monitorizados y cuidados, tanto si se encuentran en una infraestructura on-premise como en las nubes o migrando de un lado a otro. Así, aunque estén expuestas a eventualidades y ataques cada vez más sofisticados, como el ransomware, las PyMEs no pondrán en riesgo su información ni su negocio.


[1] “Estudio sobre la Demografía de los Negocios (EDN) 2020” y “Estudio sobre la Demografía de los Negocios (EDN) 2021”, Inegi.

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net