En el vertiginoso mundo empresarial actual, las coordenadas de la competitividad se reinventan con cada clic. La digitalización de procesos y el nearshoring despliegan una interacción única que va más allá de una simple colaboración; es una narrativa de eficiencia amplificada y fronteras digitales desvanecidas.

Ante esto, TS4 Strategy (Tech Solutions for Strategy) destaca que la conectividad se convierte en el hilo conductor que une equipos distribuidos globalmente en la sintonía digital del nearshoring. La agilidad de la era digital supera las barreras geográficas gracias a la automatización, que tiene la habilidad de ajustar y cambiar rápidamente, y el nearshoring se convierte en la plataforma de lanzamiento para la agilidad empresarial.

Acorde con estimaciones de TPC Group, el Nearshoring podría hacer crecer 2.6% el PIB en México en 2024.

La automatización es el socio ingenioso del nearshoring, tejiendo patrones que elevan la eficiencia y despejan el camino hacia horizontes más audaces, proporcionando las alas de la adaptabilidad y permitiendo a las empresas cambiar de tono según el comportamiento del mercado. Cuando la adaptabilidad, la eficiencia y la colaboración se fusionan con el nearshoring, las organizaciones pueden girar y cambiar de dirección con facilidad.

La proximidad geográfica es un factor clave en las decisiones de nearshoring. La distancia más corta facilita la colaboración y la gestión de proyectos. Esto, aunado a la incorporación de nuevas tecnologías, permite a las empresas ser altamente competitivas en un mercado globalizado. La externalización de servicios de TI, desarrollo de software y servicios de atención al cliente son algunas de las principales industrias que recurren al nearshoring». Pedro Álvarez, CEO de TS4 Strategy

La automatización de procesos puede reducir los costos operativos al eliminar tareas manuales y repetitivas. Esto puede influir en las decisiones de externalización, ya que las empresas buscan ubicaciones cercanas (nearshoring) donde los costos laborales sigan siendo competitivos.

La integración de la IA y la automatización en procesos comerciales también pueden influir en las decisiones de nearshoring. Las empresas pueden buscar ubicaciones con talento especializado en IA para capitalizar las ventajas de estas tecnologías emergentes.

La digitalización también impacta en las consideraciones de seguridad y cumplimiento normativo, ya que las empresas pueden elegir ubicaciones en el nearshoring que cumplan con estándares de seguridad de datos y regulaciones específicas.

Te podría interesar: El sur de Florida: el nuevo hub tecnológico. ¿Por qué los mexicanos están acudiendo a este mercado?

En esta encrucijada de innovación, el nearshoring se erige como una historia en evolución, donde la digitalización y la automatización son protagonistas indiscutibles. Es un escenario donde las empresas no solo se adaptan a la transformación digital, sino que también encuentran en el nearshoring una plataforma para liderar el futuro empresarial digital. 

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com