Actualmente existen marcas que tienen la capacidad de explorar tecnologías innovadoras como Web3 y blockchain y tienen mucho éxito, pues lo hacen de manera adecuada. Sin embargo, lo anterior genera una brecha con respecto a aquellos negocios que temen incursionar en estas tecnologías.

El potencial de la Web3 y blockchain abre un nuevo mundo de oportunidades para que las empresas puedan entrar a mercados más jóvenes. De acuerdo con una encuesta de McKinsey, 20% de los compradores de los principales mercados mundiales entre 25 y 44 años posee activos digitales. Dos tercios de ellos han efectuado pagos utilizando activos digitales en Web3 y más de la mitad utilizan NFT como forma de identidad digital o respaldo de una posesión digital.

Para empresas que requieren de herramientas que permitan mejorar sus operaciones, como por ejemplo los tickets para eventos, bienes raíces o incluso la banca tradicional, la incursión en estas disrupciones es más que necesaria. El problema está en que negocios que deberían estar sumándose a la ola Web3/blockchain no lo están haciendo, ¿cómo impulsar entonces esta adopción?

Nuevas plataformas que permiten adoptar estas tecnologías de manera sencilla, con menor fricción y a un costo más accesible, surgen como una forma que ayuda a los negocios a entrar en los nuevos mercados en donde se encuentran los compradores de las generaciones más jóvenes.

Un nuevo mundo de oportunidades

La principal característica que distingue a Web3 es la descentralización de los modelos de negocio. Esta diferencia se da porque en la Web2 la propiedad de las plataformas pertenece a las empresas y, por lo tanto, son ellas quienes permiten el acceso a cambio de datos personales.

En esta segunda Web, las empresas crean sitios y aplicaciones que se desarrollan, comercializan y monetizan de forma privada, lo que quiere decir que, todas las decisiones relacionadas con la funcionalidad y control de un sitio o aplicación se concentran en unas cuantas manos y los ingresos se distribuyen entre directivos y accionistas.

En la Web3 las plataformas son propiedad de los usuarios y la idea es que el control ya no esté centralizado en grandes plataformas y empresas, sino que se distribuya a través de blockchains libres y transparentes.

Lo anterior significa un cambio de paradigma en los modelos de negocio pues, al no requerir de los intermediarios, se busca darle mayor poder a los usuarios y creadores a través del código abierto para brindar más libertad de innovar, probar, construir y escalar.

Como consecuencia, el ecosistema de activos digitales está creciendo de forma considerable. La demanda de servicios web 3.0 proviene de todas partes desde sectores como la banca, servicios financieros y seguros (BFSI), comercio electrónico, retail, medios de comunicación y entretenimiento, hasta las telecomunicaciones y enseñanza, sin dejar de lado a la industria sanitaria o el área industrial y constructora. Si a ello le sumamos el despunte de monederos web 3.0, no es de sorprenderse que se pronostique un crecimiento de 43.7% hacia 2030, de acuerdo con Emergen Research.

Tecnologías en crecimiento

La efervescencia mediática en torno al blockchain y la Web3 puede parecer una montaña rusa con momentos en los que parece que estas tecnologías son complicadas, caras y difíciles de implementar. Sin embargo, los principales actores de la industria continúan enfocados y desarrollando soluciones innovadoras y asequibles, que buscan cambiar la narrativa y crear un nuevo paradigma hacia la adopción masiva de soluciones basadas en blockchain y seguir avanzando en la descentralización.

Ingmar Frey, CEO y cofundador de Avocado Blockchain Services, destaca el proyecto Google Cloud for Web3, lanzado en 2022, como un ejemplo claro de este compromiso y el interés sostenido que la empresa norteamericana tiene en el desarrollo de estas tecnologías. Google proporciona una infraestructura robusta que fomenta la innovación, la cual ha sido usada con éxito por jugadores claves de la industria, incluyendo el mismo Avocado.

Por su parte, Mastercard recientemente lanzó el programa Artist Accelerator, el cual aprovecha las tecnologías Web3 para dar a cinco artistas emergentes todo lo que necesitan para prosperar en este ecosistema. Los seleccionados cuentan con herramientas para mejorar la experiencia musical de los usuarios, especialmente de los más jóvenes, creando, por ejemplo, NFT que pueden ser reclamados a través del Mastercard Music Pass, en pocas palabras es un pase para adentrarse en una estructura Web3 en donde los usuarios pueden tener oportunidades de aprendizaje y experiencias compartidas con los mentores y artistas.

En México el desarrollo e implementación de experiencias dentro de la Web3 no se queda atrás. En 2022, el banco BBVA celebró su 90 aniversario en el país con una colección de NFT conmemorativa. Para poner en marcha esta iniciativa, la institución bancaria se apoyó de Avocado Blockchain Services, una startup mexicana dedicada al desarrollo de tecnología Web3 y Blockchain, quienes configuraron una instancia de su plataforma, Persea Legacy Vault para la colección de NFT “90 años con México”, haciendo de BBVA  el primer banco en el país que produce una colección digital aplicando uno de los casos de uso que ofrecen las tecnologías blockchain.

Oportunidad para las marcas

El hecho de poder crear presencias digitales únicas y auténticas hace que los sitios y aplicaciones de Web3 ofrezcan un mayor nivel de seguridad y privacidad que los tradicionales. Esto ofrece a las marcas una oportunidad única para diferenciarse de sus competidores y generar confianza entre sus clientes.

Además, por su naturaleza descentralizada significa que no hay ningún punto central de fallo que pueda ser explotado por ciber atacantes. Las marcas pueden estar seguras de que sus activos digitales están protegidos en la red blockchain, lo que reduce el riesgo de violaciones o filtraciones de datos.

Representa una forma nueva de diferenciarse de los competidores y la oportunidad para posicionarse como vanguardistas e innovadoras, lo que puede ayudarles a destacar en un mercado saturado, pero sobre todo incursionar con audiencias más difíciles de alcanzar como la generación Z. De acuerdo con Deloitte, los centennial tienen grandes expectativas puestas en las empresas en general y creen que los líderes empresariales tienen un papel importante que desempeñar a la hora de abordar los problemas sociales, especialmente en la manera en que conectan con las audiencias, por lo que las empresas tienen una gran responsabilidad.

Desafíos de la adopción de la web3

El tiempo es un factor que hace la diferencia en el sector tecnológico. Al tener que desarrollar sus propias soluciones, las empresas pueden perder un mínimo de 6 meses entre pruebas, cambios y ajustes que al final pueden resultar obsoletos frente a las actualizaciones que surgen día con día.    

El proceso de desarrollar desde cero una solución a problemáticas específicas dentro del entorno Web3 es un reto importante que no muchos negocios logran resolver, pues implica una inversión 10 a 15 veces superior en comparación con adquirir una plataforma que ya cuente con la tecnología y que solo requiere adaptarse al modelo y estructura del negocio y permita a la empresa hacerse presente en el entorno Web3 en cuestión de semanas y no meses”. Raymundo Cámara, CFO en Avocado Blockchain Services

El proceso es diferente cuando todas las operaciones pueden implementarse en una plataforma y wallet Web3 diseñada para que las marcas utilicen NFT nuevos o existentes para crear fidelidad. Actualmente, existen portales Web3 que facilitan la creación de comunidades alrededor de NFT, fomentando así el compromiso y la lealtad, mientras que aumentan la visibilidad y el valor de la audiencia.

Te podría interesar: Inteligencia artificial en atención al cliente: mucho más que chatbots

Mientras las principales empresas tecnológicas inclinan sus estrategias cada vez más hacia la Web3, aquellos negocios que sean más ágiles en sumarse a las innovaciones se distinguirán en el mercado al conectar con usuarios de forma más cercana, transparente y ágil.

Aunque cambiar los modelos de negocio sustentados en la Web2 basados en los datos de los usuarios puede significar un reto importante para las empresas, realizar este salto a la Web3 es una apuesta en favor de los usuarios, sus datos, contenidos y bienes digitales. Los líderes que quieran abrirse paso explorando y experimentando con las soluciones que ya están cambiando la forma de interactuar no pueden esperar demasiado, pues el panorama podría cambiar.

Con una nueva ola de disruptores y nativos de la Web3, el futuro de Internet está marcado por un paradigma que pone a prueba los modelos de negocio de la era Web2.

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com