El potencial sin explotar de las tecnologías digitales es enorme y se espera que la economía eco-digital, impulsada por lo digital y la sostenibilidad, se duplique para 2028. Esto según el último informe del Instituto de Investigación Capgemini‘La Era Eco-Digital: La doble transición hacia una economía sostenible y digital’ desarrollado en colaboración con el Laboratorio de Valor Digital del Instituto de Diseño y Datos Digitales de Harvard.

La implementación de tecnologías digitales ha permitido a las organizaciones reducir su consumo de energía en casi una cuarta parte y ha logrado una reducción del 21% en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en los últimos cinco años, cita el informe. En esta nueva era de una doble transición hacia una economía eco-digital que ofrezca no solo valor económico, sino también valor ambiental y social, la ampliación de la adopción digital impulsará el crecimiento económico con la sostenibilidad en el centro.

Más colaborativa y basada en plataformas que nunca, esta era eco-digital está dando lugar a nuevos modelos de negocio y flujos de ingresos, así como a mayores eficiencias de costos, todo ello impulsado por la utilización de datos, la tecnología de la nube, los ecosistemas colaborativos y los productos y servicios conectados.

Según el informe, siete de cada 10 organizaciones coinciden en que los modelos de negocio impulsados ​​digitalmente se convertirán en un factor clave para el crecimiento de los ingresos en los próximos tres a cinco años. Además, el 60% espera que los modelos de negocio impulsados ​​digitalmente generen más ingresos que sus modelos de negocio tradicionales. 

En la era eco-digital, hay una mayor exploración del valor de las tecnologías digitales para las empresas, por ejemplo, mediante la ampliación de los datos y la nube, y haciendo que las tecnologías digitales desempeñen un papel crucial en el logro de los objetivos de sostenibilidad. También hay una rápida evolución de las tecnologías emergentes como la IA generativa y la biología sintética, y una mayor colaboración que da lugar a ecosistemas digitales”. Suraj Srinivasan, Philip J. Stomberg, profesor de Administración de Empresas en la Escuela de Negocios de Harvard y director del Laboratorio de Valor Digital en el Instituto de Diseño y Datos Digitales de Harvard

“Este cambio es verdaderamente fundamental, intersectorial y de naturaleza global. Una de las preguntas más importantes que las organizaciones deben abordar y gestionar, a medida que escalan, es saber qué centralizar y qué descentralizar en términos de arquitectura de plataforma y, lo más importante, de gobernanza de datos”.

Tecnologías convencionales a escala preparadas para ofrecer más valor

Se espera que la inversión en transformación digital (desde la ampliación de las tecnologías convencionales y la implementación de medidas de ciberseguridad hasta la recapacitación de la fuerza laboral y la automatización de los procesos comerciales) genere los retornos más significativos en los próximos cinco años, del 4% actual al 14% en 2028.

Según el informe, alrededor de la mitad de las organizaciones (48%) se encuentran en la etapa de planificación o desarrollando activamente estrategias para aprovechar el potencial de las tecnologías emergentes como la informática de punta y la tan publicitada IA ​​generativa. Sin embargo, son las tecnologías convencionales, como los datos, el análisis y la nube a escala, las que las organizaciones creen que brindarán los beneficios empresariales más poderosos en los próximos cinco años.

«La economía eco-digital no se parece a nada que la haya precedido, y la sociedad ha aprovechado solo una fracción del potencial general que tienen las tecnologías convencionales como la nube, la inteligencia artificial y la automatización«.  Fernando Álvarez, director de Estrategia y Desarrollo en Capgemini y miembro del Consejo Ejecutivo del Grupo. 

“Las organizaciones necesitarán aprovechar eficiencias enfocadas en su negocio principal, habilitadas por lo digital, para liberar inversiones que respalden su doble transición. Estamos en los comienzos de una nueva era transformadora y solo hemos tocado la superficie de cómo las tecnologías digitales pueden ayudar a acelerar la obtención de importantes beneficios económicos, ambientales y sociales”.

La implementación de tecnologías digitales ha permitido a las organizaciones reducir su consumo energético en casi una cuarta parte
Solo en los últimos cinco años, la implementación de tecnologías digitales ha permitido a las organizaciones reducir su consumo de energía en casi una cuarta parte (24%) y ha generado una reducción del 21% en las emisiones de GEI.

Te podría interesar: IBM: 5 predicciones tecnológicas para 2024

El informe estima que la reducción de las emisiones globales de GEI mediante el uso de tecnologías digitales para 2028 superará el aumento esperado de las emisiones atribuidas a lo digital.

Casi 40% de la fuerza laboral total se dedicará a iniciativas digitales en los próximos 3 a 5 años. La fuerza laboral global requerirá una transformación significativa para seguir el ritmo de los avances tecnológicos a escala en todas las industrias. Dado que el 64% de las organizaciones invierten en recapacitar a su fuerza laboral existente, se necesitan estructuras flexibles que permitan una rápida evolución.

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com