Por Holly Simons, Product Line Manager de CommScope

Las redes de los centros de datos actuales están experimentando un crecimiento sin precedentes en el despliegue de fibra. La demanda de mayor ancho de banda, menor latencia y una capacidad de entrada/salida (E/S) sin precedentes está aumentando la presión sobre los gestores de redes.

En los centros de datos hiperescala y en las redes 5G, el número de fibras actuales puede llegar a ser de 6,912 e incluso se están creando cantidades de fibras más elevadas. A medida que más instalaciones adopten arquitecturas de red ricas en fibra, la cantidad de fibra no hará más que aumentar. 

Gestionar la creciente densidad de fibras y cables en los centros de datos se está convirtiendo en un trabajo de tiempo completo. Si no se hace bien, las consecuencias pueden ser graves. Más allá de la monstruosidad del cableado extendiéndose por el pasillo, una mala gestión de la fibra puede crear una serie de problemas más costosos.

Llenar demasiado las bandejas de cables, por ejemplo, puede restringir el flujo de aire entre los cables, aumentando la carga térmica y haciendo que el sistema de refrigeración trabaje más de lo necesario. La incapacidad de identificar, acceder y gestionar las fibras individuales compromete el tiempo medio de resolución, la velocidad de giro, los cambios y mucho más. Todo ello pone de manifiesto la necesidad de una estrategia de gestión de cables cuidadosamente desarrollada. 

La creciente importancia de la gestión
del cableado  

En la actualidad, la mayoría de los centros de datos invierten tiempo y recursos en desarrollar buenas estrategias de gestión de cables. Estos enfoques van desde unas pocas directrices básicas de enrutamiento de cables hasta unos requisitos más exhaustivos y detallados sobre las capacidades de las bandejas, la segregación de los cables por tipo, el etiquetado de las fibras, etcétera. 

Al desarrollar una buena estrategia de gestión de cableado, ningún detalle es demasiado pequeño. Cuando se hace bien, no sólo mantiene la planta de cableado actual en buen estado, sino que también puede proporcionar una plantilla que haga que la expansión y las actualizaciones de la red sean más rápidas y fiables. 

El complejo mundo del diseño
de canalizaciones de cables 

Sin duda, un componente central de cualquier sistema de gestión de cableado es la red de conductos que atraviesa el centro de datos. Estos sistemas están diseñados para gestionar, proteger y dirigir miles de cables de fibra. Al igual que los planes de gestión de cables de los que forman parte, los conductos de cables tienen todas las formas, tamaños y tipos: metálicos, no metálicos y de malla metálica; los que requieren tiempo y herramientas para su instalación y los que no requieren herramientas; los tramos rectos de corto alcance y las extensas redes de autopistas de cables repletas de cascadas y rampas. Las normas que rigen su diseño y uso son cada vez más complejas.  

Las nuevas canalizaciones y herramientas
de diseño facilitan las complejidades 

Debido al creciente número de opciones de canalización y a la mayor densidad de fibra en el centro de datos, la parte más difícil de la implementación de un buen plan de gestión de cables se encuentra en la fase de diseño. Afortunadamente, las nuevas herramientas de diseño que incorporan las normas de cableado aplicables y las mejores prácticas están ayudando a hacer el trabajo mucho más fácil y menos complejo. 

Una herramienta de configuración que permite a los diseñadores crear esquemas en 2D y 3D es FiberGuide Design Pro de CommScope, que está basada en la web y ofrece una visión clara del aspecto que tendrá el conducto una vez instalado. Su función de construcción inteligente calcula automáticamente el número de uniones y soportes necesarios, junto con recomendaciones de colocación de soportes y, a continuación, los diseños pueden exportarse para crear planos detallados y listas de materiales para facilitar el pedido y la instalación.  

Esta solución de canalización completa fue diseñada para proteger y dirigir los cables de conexión de fibra óptica y los conjuntos de cables multifibra hacia y desde las cajas de empalme de fibra, los marcos de distribución de fibra y los dispositivos terminales de fibra óptica. Como portafolio integrado, el sistema FiberGuide consta de componentes modulares -corredores y codos horizontales y verticales, bajantes, empalmes, kits de salida flexibles- y docenas de opciones de despliegue.

Todos los módulos utilizan un diseño seguro y encajable para una instalación sin herramientas. El resultado es un sistema de canalización único que es fácil y rápido de desplegar, altamente flexible y que garantiza una protección total fuera del marco de la planta de fibra interior. 

Agarre y extienda la mano, más fibra
por venir 

Si el ritmo de aceleración de la tecnología es un indicio de lo que está por venir, los centros de datos, especialmente a nivel de la nube a hiperescala, es mejor estar preparados. A medida que aumentan las demandas de ancho de banda y las ofertas de servicios, y la latencia se vuelve más crítica para el usuario final, se introducirá más fibra en la red.   

Te podría interesar: Desarrollo cloud-native: ¿Tu compañía está preparada o no?

A medida que aumente el número de fibras, la cantidad de espacio disponible en el centro de datos seguirá reduciéndose. También se espera que otros componentes, como los servidores y los gabinetes, ofrezcan más en un espacio más reducido. El espacio no será la única variable que maximizar. La combinación de nuevas configuraciones de fibra, como los cables de fibra de cinta enrollables y los diseños de fibra de 200 micras, proporcionará a los administradores de redes y a sus socios instaladores nuevas herramientas. 

El aprovechamiento de las ventajas de estos nuevos diseños empieza por lo básico, es decir, por una estrategia bien planificada de enrutamiento, protección y administración de la planta de fibra interior. Proyectar las futuras demandas de cableado y las topologías necesarias será fundamental. También lo es planificar y adaptar su infraestructura de gestión de cables. 

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com