Los avances de la Inteligencia Artificial (IA) y su ritmo de experimentación en todas las funciones de negocio presentan oportunidades y riesgos para los directores de Seguridad de la Información (CISO). Esto debido a que la IA tiene un gran potencial para aliviar las cargas de trabajo de ciberseguridad y la escasez global de habilidades al ampliar el alcance de la automatización de tareas, acortar el tiempo de respuesta, y optimizar la visibilidad en toda la superficie de ataque.

No obstante, el uso de la IA generativa (GenAI) en todas las funciones empresariales está abriendo nuevas vulnerabilidades que muchas funciones cibernéticas no están hoy en condiciones de abordar.

Los Secure Creators están avanzados en el uso de la IA para la ciberseguridad, pero aún se encuentran en las primeras etapas de su uso para promover el uso de la IA en toda la empresa. Los CISO más exitosos serán aquellos que puedan articular el valor de la ciberseguridad para la empresa en la era de la IA, dándole a la empresa la confianza para adoptar la IA de forma segura”. Demetrio Carrión, socio líder de ciberseguridad de EY Latinoamérica

El estudio EY Global Cybersecurity Leadership Insights mostró que uno de los rasgos clave de las organizaciones con las funciones cibernéticas más efectivas, conocidas como Secure Creators, es su velocidad a la hora de adoptar tecnologías emergentes en ciberdefensa, incluido el uso de IA y automatización. 

IA: aliada de la ciberseguridad

El análisis de EY revela un fuerte aumento en la investigación, las patentes y las inversiones en ciberseguridad relacionadas con la IA, la cual forma parte del 59% de todas las patentes de seguridad informática. Además, la IA es la tecnología principal explorada en la investigación de ciberseguridad desde 2017 a la fecha.

Además, los Secure Creators están utilizando la IA para adelantarse a las amenazas y necesitan menos personas y recursos para hacerlo. Un rasgo clave del enfoque de ciberseguridad más eficaz y adaptable es su integración de la IA: el 62% de estas organizaciones está utilizando o se encuentra en las últimas etapas de la adopción de la IA o el aprendizaje automático (ML); comparado con el 45% de otras organizaciones.

Los Secure Creators están invirtiendo en nuevas integraciones de IA en sus procesos de detección, respuesta y recuperación. Esto les permite adelantase a sus adversarios con tiempos de detección y respuesta a incidentes cibernéticos un 50% más rápidos. Además, solo el 14% se enfrentó a 50 o más incidentes en 2022, frente al 46% de otras organizaciones. La IA logra más del 90% de precisión en la detección de diversas amenazas de ciberseguridad.

Rol de las personas en la ciberseguridad

El estudio refleja además que sólo el 36% de los CISO están satisfechos con la adopción de las mejores prácticas cibernéticas por parte de la fuerza laboral ajena a TI. La necesidad de capacitación y educación cibernética en IA se evidencia aún más en las recientes tendencias de investigación académica de nuestro análisis de agrupación de temas.

Casi el 50% de la literatura sobre la gestión cibernética de las organizaciones involucra capacitación y educación, constituyendo el tema más importante en este espacio. Los empleados podrían, sin saberlo, violar el cumplimiento o las regulaciones a nivel de seguridad informática. Su accionar tiene el potencial de exponer datos confidenciales o propiedad intelectual en un modelo de IA para ejecutar consultas o realizar tareas. 

La IA ayuda a la ciberseguridad a ofrecer más valor empresarial

“Los CISO pueden ayudar a los equipos a maximizar el potencial de las herramientas de IA que sus empresas buscan adoptar. Desde la ciberseguridad, contribuir a la implementación y experimentación de la IA permite la adopción segura de la tecnología a un ritmo acelerado,” observa Erika Cardoso, Socia de Consultoría en Ciberseguridad para EY México. “Al establecer procesos que incorporen la ciberseguridad en una fase temprana, puede haber una mayor eficiencia en otros procesos al minimizar cuestiones presupuestarias o retrasos”.

El enfoque de ciberseguridad de las compañías identificadas como Secure Creators tiene múltiples impactos positivos. Los encuestados informaron que su estrategia de ciberseguridad tuvo un impacto positivo en el ritmo de la transformación e innovación, su habilidad para responder a las habilidades del mercado y la creación de valor: 

“Ciertamente hay un mayor enfoque en aportar valor comercial real, ayudando en lo que se refiere a fusiones y adquisiciones, inversionistas o clientes. Antes sólo se trataba de proteger la empresa y los activos. Ahora, en realidad, está ayudando con acuerdos y situaciones de cara al cliente”, puntualiza Demetrio Carrión.

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com