El sector educativo ha vuelto a poner sobre la mesa una discusión importante alrededor de lo que implica la inevitable irrupción de Chat GPT en el aula. La capacidad de generación de texto de esta herramienta ha prendido las alarmas. Pero, ¿acaso no se está repitiendo la historia que vimos cuando internet o las calculadoras también entraron a formar parte del ecosistema educativo?

Acorde a una reciente publicación de la multinacional tecnológica EPAM, quienes han desarrollado bastantes herramientas en este rubro, se despejan temores infundados, planteando escenarios en los que la inteligencia artificial generativa puede aportar positivamente a la educación.

¿Cuáles pueden ser las las ventajas de ChatGPT en la educación?

1. Asistente virtual eficaz: ChatGPT puede utilizarse para los deberes, respondiendo a preguntas, ofreciendo ejemplos, explicaciones, guías paso a paso y tutoriales, y recomendando recursos adicionales. 

2. Versatilidad para aprender idiomas: ChatGPT podría sustituir a los bots conversacionales para practicar lenguas extranjeras y recibir comentarios sobre gramática, vocabulario y pronunciación. Del mismo modo, en la tutoría virtual, el modelo puede interactuar con los estudiantes, proporcionándoles comentarios personalizados y ayudándoles a resolver conceptos difíciles.

3. Interfaz intuitiva: al ser similar a la de un chatbot, el modelo lingüístico de ChatGPT podría ofrecer una extraordinaria hiperpersonalización de la experiencia de aprendizaje, alterando o sustituyendo potencialmente muchos productos de aprendizaje personalizado. 

4. Generación de contenidos a la medida: la IA podría acelerar potencialmente la velocidad de desarrollo de contenidos y proporcionar eficiencias críticas en la producción. Además, ofrece oportunidades para la generación de contenidos personalizados en tiempo real. Estos contenidos de aprendizaje en tiempo real generados por la IA podrían utilizarse para mejorar diversos productos de tecnología educativa, como las evaluaciones personalizadas, el aprendizaje de idiomas, los productos de aprendizaje adaptativo y los asistentes de aprendizaje. 

5. Acceso sin fronteras: la IA podría traducir en tiempo real contenidos de aprendizaje disponibles en cualquier parte del mundo para su uso inmediato, así como generar textos alternativos o voces en off para mejorar la accesibilidad. Las posibilidades son infinitas.

Te podría interesar: Empresas en la encrucijada Web3: desafíos y oportunidades en la adopción descentralizada

6. Optimización de resultados de aprendizaje: al analizar los datos de aprendizaje de un estudiante, la IA generativa puede ofrecer recomendaciones personalizadas para mejorar su rendimiento cuando sea necesario. Además, con las herramientas adecuadas para los educadores, podemos eliminar tareas rutinarias, liberando más tiempo para la educación y llegando potencialmente a más estudiantes.

La presencia de la IA es inevitable. Un llamado a saber adaptarse

Los expertos de EPAM, como empresa de tecnología, dejan claro que en el desarrollo e implementación de estas herramientas habrá cuestiones legales y éticas que abordar; no obstante, también dejan claro que la IA generativa representa un multiplicador de fuerza transformador para el aprendizaje permanente.

Por eso hacen un llamado a la industria de la educación a ser conscientes de que la nueva IA generativa no solo transforma la manera como los estudiantes hacen sus tareas, sino también la forma en que las empresas e instituciones EdTech impartirán la educación a partir de este momento. 

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com