El 2023 viene cargado de expectativas para todos los rubros económicos, especialmente para el e-commerce (o comercio electrónico) en México, donde se esperan crecimientos de doble dígito, de acuerdo con cifras de Insider Intelligence. Para entender los movimientos de incremento en la facturación es recomendable poner atención a tres aspectos del mercado para aprovechar las oportunidades y unirse a la ola de crecimiento. 

Fechas comerciales / temporalidades

Aprovechar aquellas fechas especiales donde tiendas en línea, marketplaces y otros negocios online ofrecen sus productos y servicios con ofertas son indispensables, pues ya ocupan un lugar en la mente de cualquier consumidor, por lo que estas temporalidades generan expectativas y conversiones que beneficien a vendedores y compradores por igual.

Si eres vendedor, ahora tienes el suficiente tiempo, experiencia y datos a la mano para generar una campaña ganadora en una o varias fechas y conseguir tus objetivos financieros. Si, en cambio, eres comprador, también puedes organizar tus finanzas personales para hacer compras planeadas y de un ticket alto durante estos días y conseguir una buena oferta e incluso beneficios en las formas de pago.

Algunas de estas fechas comerciales son: Día de las Madres, Hot Sale, Hot Travel, Hot Fashion, Día del Amor y la Amistad, Día del Niño, Día del Padre, Back to School, Día de Muertos, Fiestas Patrias, El Buen Fin, Navidad y Cyber Monday

Tipos de perfiles comerciales

Es común escuchar cifras de facturación, crecimiento e incluso estancamiento del comercio electrónico sin diferenciar qué tipos de negocios se están mencionando. Para entender mejor cómo se mueve la tendencia, podemos tener en cuenta el tipo de cliente al que va dirigido el comercio. De esa manera, se encuentran cuatro modelos de negocios:

  • B2B: business to business, es decir una empresa vende un producto o servicio a otra empresa u organización.
  • B2C: business to consumer, es decir una empresa vende directamente al consumidor final.
  • C2B: consumer to business; un consumidor vende a una empresa, como el marketing de afiliados.
  • C2C: consumer to consumer, o sea, el consumidor vende a otro consumidor. 

Así es visible cómo el e-commerce no solo depende de los grandes marketplaces, sino también de otro tipo de empresas y sobre todo consumidores que además de comprar productos y servicios para ellos mismos, pueden aventurarse a vender ellos mismos, por ejemplo, en tiendas de segunda mano.

Tendencias en formas de pago

De acuerdo con el Libro Blanco de Medios de Pago en México de la AMVO, el uso de las tarjetas de crédito en cuotas como método de pago se reducirá al preferirse un método más digital, como las wallets. Otra tendencia que veremos crecer durante este y los próximos años es el modelo de suscripción, que consiste en el que el comprador adquiere los productos o servicios con una periodicidad en lugar de una sola vez.

También se menciona el mejoramiento de los procesos de pago a través de procedimientos más rápidos, menos pasos, más intuitivos y con mayor nivel de seguridad. Como los pagos sin fricción, que son aquellos que incluyen sistemas sin contactos, códigos QR, a través de monederos, apps, entre otros.

Con todo y la preparación que ha tenido el comercio electrónico para mejorar su calidad en el servicio y logística, aún hay retos que enfrentar para conseguir la fidelización de los clientes y asegurar el crecimiento de la facturación mes a mes. Será interesante conocer cómo se desenvuelve el mercado ante un contexto de un confinamiento social casi terminado, consumidores cada vez más bancarizados y un aumento en la cantidad de competidores.

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com