Alberto Piedras y Pedro Soto | The Competitive Intelligence Unit

El proceso de adopción tecnológica continúa su senda de crecimiento e intensificación en uso, especialmente a partir del empuje adicional que trajo consigo la pandemia y la creciente realización de actividades en línea. De esta forma, la digitalización ha logrado permear de forma masiva en todos los segmentos de edad de la población.

El avance tecnológico, la innovación y mejor calidad en la provisión de servicios, la disponibilidad y diversidad de canales de información y las herramientas digitales han resultado en aplicaciones que han permeado en todos los aspectos del ser humano y han facilitado las actividades cotidianas, desde trabajar o estudiar hasta ver películas o videojugar. Al mismo tiempo, han digitalizado el quehacer diario de todas las personas independientemente de su edad o género.

A pesar de que el acceso de tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) se ha generalizado entre los distintos segmentos de edad, persisten diferencias significativas en torno a la profundización y hábitos de uso de estas herramientas tecnológicas al segundo trimestre de 2023 (2T-2023).

Generación Z

La Generación Z, compuesta por personas nacidas entre el año 1994 y 2010, ha experimentado toda su vida en condiciones de conectividad, tan es así que 88.5% cuentan con acceso a internet, por lo que se les denomina nativos digitales al registrar un mayor dominio de las TIC. Estos adolescentes y jóvenes se encuentran inmersos enteramente en el uso diario de la tecnología como parte de su realidad.

También, los usuarios de este segmento registran los niveles más altos en adopción de dispositivos y servicios tecnológicos, tal que prácticamente todos los usuarios móviles (98.7%) tienen un smartphone y 93.3% son usuarios de videojuegos. Además, 8 de cada 10 usuarios de esta generación tienen acceso a plataformas de video bajo demanda por suscripción en internet (SVOD).

No obstante, al tener un menor poder adquisitivo, los usuarios de la Generación Z registran el segundo menor gasto promedio en smartphones, al desembolsar 4,381 pesos en promedio por uno de estos equipos. A pesar de la limitante en el poder adquisitivo, realizan esfuerzos significativos en conjunto con sus padres para posicionarse como la generación en segundo lugar en términos del gasto promedio en servicios móviles (ARPU) que alcanza los 149.3 pesos al mes, monto que destinan casi en su totalidad a fines de uso de datos móviles para acceder a Redes Sociales, plataformas SVOD y Gaming.

Millennials

El segmento de la población nacido entre 1981 y 1993 y comprende a usuarios que registran un perfil de mayor consumo de las TIC, al ser el único grupo de nativos digitales con un poder adquisitivo propio, circunstancia que los convierte en la generación que más invierte en tecnología.

Los Millennials registran el gasto más alto en la adquisición de smartphones, con un promedio de 4,800 pesos por equipo, al hacerse de dispositivos de gama media y alta que cuentan con capacidades superiores de memoria, rendimiento y procesadores para el acceso a videojuegos, contenidos audiovisuales y herramientas de trabajo. Estos elementos les permiten acceder a una diversidad de aplicaciones y contenidos de manera expedita y ubicua.

Esta generación registra también el mayor gasto promedio en servicios móviles (ARPU) que asciende a 151.2 pesos al mes, por su marcado consumo de datos. Además, destaca por ser el segmento poblacional más intensivo en el acceso de plataformas de video bajo demanda por suscripción en internet (80.2% son usuarios de SVOD).

Acceso y Uso de TIC en Generaciones al 2T-2023

Fuente: The Competitive Intelligence Unit con información de ENDUTIH, 2022

Generación X

En esta generación se encuentran las personas nacidas entre 1969 y 1980, quienes han demostrado adaptarse fácilmente a los cambios tecnológicos. A pesar de que su infancia fue analógica, su madurez es digital, puesto que 93.9% de los usuarios móviles cuentan con un smartphone.

Destaca que este grupo se encuentra en el segundo lugar en términos del gasto promedio por equipo, al desembolsar 4,443 pesos por la compra de un smartphone. Ello al contar con los medios de pago y poder adquisitivo suficientes para acceder a vías de financiamiento que habilitan la adquisición de equipos de gama media-alta con mejores capacidades y características tecnológicas.

Además, 6 de cada 10 son usuarios de videojuegos y plataformas de video bajo demanda por suscripción en internet (SVOD), proporción significativamente menor con respecto a grupos de menor edad, pero que año con año avanza hacia una menor brecha de adopción.

Baby boomers

Aun cuando el acceso a TIC en esta generación nacida entre 1949 y 1968 es el de mayor crecimiento, registra niveles inferiores frente al resto de grupos de edad, debido a sus hábitos y preferencias de consumo, al crecer y alcanzar la madurez en entornos completamente analógicos, por lo que el desarrollo de las habilidades digitales es un reto mayor.

Los Baby Boomers, a pesar de registrar avances significativos en adopción y acceso a las TIC, aún se posicionan como el rango de edad con menor gasto promedio en servicios móviles (ARPU) 132.6 pesos al mes, por su bajo consumo de datos, la marcada preferencia por juegos offline y la baja demanda de consumo de plataformas de video por suscripción (3 de cada 10 son usuarios).

No obstante, la adopción de servicios de video bajo demanda en internet por suscripción (SVOD) y usuarios de videojuegos en este grupo etario se ha intensificado en años recientes, destaca la preferencia por los juegos de rompecabezas y de estrategia.

Te podría interesar: Un ecosistema abierto de multicloud habilita un mayor acceso a innovaciones

Esta segmentación en el acceso y uso de TIC manifiesta que el avance tecnológico, la asequibilidad de los servicios y el ‘empujón’ digital de los últimos años han facilicitado la masificación de las herramientas tecnológicas entre generaciones.

A pesar de que se ha reducido la brecha tecnológica generacional, aún persisten diferencias en el uso de la tecnología atribuible a los hábitos y preferencias, poder adquisitivo, habilidades digitales, entre otros factores diferenciados entre grupos de edad.

Redaccion
barbara.mundoplastico@gmail.com