Por Tomás Dacoba, director de Marketing de Veeam para Latinoamérica

Ahora que estamos en vacaciones de verano, es posible que las familias estén pensando en moverse hacia algún destino vacacional, aunque tal vez uno o varios miembros deban compaginar el tiempo de ocio y descanso con actividades laborales. La pandemia nos abrió los ojos en cuanto a la posibilidad de trabajar de manera remota, sin que esto conlleve impactos negativos para el negocio. En estos tiempos de coronavirus y verano, igualmente el teletrabajo, combinado con las vacaciones, se ha convertido en una tendencia importante, la cual es conocida como “workation” (al conjuntar trabajo y vacación, en inglés).

La práctica tiene sus particularidades con respecto al home office, ya que hacer teleworking desde destinos fuera de casa implica cuidar una serie de elementos para hacer de la experiencia una agradable a la vez que productiva y exitosa para las empresas. A continuación, destacamos tres consejos para mantener un excelente equilibrio entre el trabajo y el descanso, así como el cuidado hacia la seguridad de los datos del negocio.

  1. El destino es una elección importante

Vacacionar y considerar actividades laborales a la vez requiere contar con un espacio no sólo confortable sino además bien equipado a nivel tecnológico y con privacidad, para llevar a cabo el trabajo sin distracciones. Un entorno seguro es también crítico (tanto a nivel físico como lógico), para garantizar que la información que estarás consultando, generando y compartiendo se mantendrá siempre disponible y protegida.

Es importante asegurarte de que el lugar elegido cuenta con una conexión a Internet confiable y que tenga un lugar aislado que pueda destinarse al trabajo. Si optas por un resort, será ideal que éste brinde áreas Wi-Fi seguras más allá de tu habitación (lo mismo en los jardines que en la cafetería, por ejemplo) para ser productivo a la vez que disfrutas de la vista.

  1. Cuidado con los niños conectados a dispositivos sin supervisión

Es probable que uses la laptop, smartphone y demás gadgets proveídos por la empresa para cuestiones personales, como entrar a tus redes sociales, o permitir que los niños jueguen, naveguen y demás, pero es preciso que sepas que, al hacerlo, facilitas que se les inyecte malware o que tu organización se convierta en víctima del ransomware. En el caso de los smartphones, los peligros van en aumento: si bien la descarga de aplicaciones maliciosas es el método predilecto de los ciberdelincuentes, también el phishing y la suplantación de identidad por SMS están a la orden del día, y el ransomware sigue creciendo, pues de 2019 a 2020 México subió del noveno al quinto sitio en el Top 10 de países con mayor porcentaje de usuarios que encontraron ransomware móvil, según datos de Kaspersky[1].

Lo ideal sería evitar que las herramientas de la organización sean utilizadas por personas ajenas o para usos que no correspondan con la actividad laboral. Otras actividades recomendables son realizar copias de seguridad regulares y, por supuesto, cambiar las contraseñas con mayor frecuencia que de costumbre, sabiendo que estamos en un entorno más vulnerable.

  1. El trabajo debe seguir siendo seguro para que el resultado sea exitoso

Enfatizar en la importancia de la seguridad no está de más. Al hacer workation estarás haciendo uso constante de la red disponible para conectarte a la red corporativa, y siempre estará compartida con los demás huéspedes e invitados, por lo que es vital habilitar las actualizaciones de seguridad de sistemas operativos y aplicaciones automáticas en el equipo, para asegurar que está al día en materia de parches y protección ante virus, y evaluar constantemente la seguridad del Wi-Fi, pues por ahí entran los hackers.

Es crucial tomar esto en serio, porque los ciberataques asociados al teletrabajo han aumentado de forma importante: de acuerdo con una reciente encuesta de ESET[2], el 87% de los usuarios de Internet y redes sociales en Latinoamérica consideraron que, para los cibercriminales, el aumento del trabajo remoto es una oportunidad de ataque a las empresas.

Ahora bien, lo cierto es que la responsabilidad de cuidar los datos y aplicaciones que se manejan fuera de la oficina es compartida entre los empleados y las empresas. Éstas tienen el deber de implementar políticas de seguridad perfectamente integradas y contar con una excelente gestión corporativa, adaptada al teletrabajo y las condiciones laborales actuales.

La mejor forma de hacerlo es mediante la Protección de Datos Moderna. En Veeam consideramos que una plataforma única de resiliencia para los datos mediante la protección de cada carga de trabajo, sin importar si está en la nube, on-premise o migrando entre un entorno y otro, es la que más se adapta a las condiciones del teletrabajo en un ambiente vacacional. Del lado de la organización, esta implementación garantiza la recuperación ante cualquier eventualidad que pudiera presentarse, además de facilitar la explotación y análisis de los datos del negocio para optimizar la toma de decisiones.

admin_mundo2019
admin@mundoplastico.net